Cómo cuidar suelos cerámicos

Es muy común utilizar materiales cerámicos como acabados para suelos y rodapiés. Aportan tradición, elegancia y cada vez existen en el mercado un mayor número de diseños que hará que se adapte a cualquier estilo y ubicación dentro de tu vivienda.

Sin embargo no está de más recurrir a expertos para que te aconsejen sobre como cuidarlo y limpiarlo para que luzca siempre como nuevo.

Para realizar la primera limpieza tras la instalación de los suelos cerámicos hay que esperar un mínimo de cinco días a contar desde que se acaba el rejuntado de la solería.

Cuando los suelos cerámicos se colocan en el exterior será imprescindible protegerlos contra la humedad y agentes abrasivos para evitar que se estropeen y sean más fácil de limpiar.


suelos-ceramicos-3

Primera limpieza de los suelos cerámicos

En la primera limpieza es fundamental empezar por retirar los residuos de cemento y rejuntado que puedan quedar sobre el paramento con una escoba de púas duras para que salga todo con facilidad. Nunca debes utilizar espátulas ni instrumentos que puedan rayar los suelos cerámicos.

Después del barrido seco procederemos a fregar con agua y algún producto desincrustante no abrasivo para eliminar los restos visibles y evitar dañar el suelo.

suelos-ceramicos

Trucos para limpiezas posteriores

  • Utilizar siempre productos de limpieza específicos para suelos cerámicos que protegerán la superficie y no provocarán abrasiones
  • Si quieres darle un brillo extra y que parezca como nuevo, aconsejamos fregar la superficie con una mezcla de agua y vinagre. Se obtienen resultados sorprendentes. Otra opción para disparar el brillo de tu suelo es utilizar limpiadores específicos para abrillantar. Cualquiera de las dos opciones darán excelentes resultados
  • Para limpiar las juntas de las baldosas las frotaremos con un cepillo de dientes y una mezcla de agua y bicarbonato. Recuerda enjuagarlas bien con agua límpia para eliminar bien los restos de bicarbonato.
  • Cuando se te derrame cualquier líquido límpialo rápidamente para evitar que las juntas se oscurezcan
  • No utilices jamás nanas de acero o productos abrasivos ya que arañarán la superficie permanentemente
  • Evita utilizar lejía y limpiadores con amoniaco que tienden a decolorar las juntas de las baldosas cerámicas
  • Coloca protectores en las patas de todos los muebles para evitar arañazos no deseados

Con estos trucos y cuidados conseguirás que tus suelos cerámicos se mantengan mucho tiempo como recién colocados.

Seguro que te interesa...

Cómo cuidar suelos cerámicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *